Pez Luna
Pez Luna

Voy a presentarles a los “Peces Luna”, a mi personalmente me parecen fascinantes, pero hay a quienes les parecen horribles. Los peces Luna son craituras gigantestas y extrañas. Casi siempre se le observa nadando en solitario, centenares de kilómetros mar adentro y en dirección desconocida. Sus colosales dimensiones (como la del pez luna mostrado arriba) hacen de él el más pesado de los peces óseos sobre la Tierra: llega a medir tres metros de longitud y a superar las dos toneladas. Hace poco en una ciudad que se llama 熊野 Kumano, ha desembarcado uno que es de más de 2 metros y medio de longitud y pesa casi una tonelada. Por la grandeza que presenta los pescadores lo llevaron al jardín infantil para mostrarlo a los niños.

No se si abra algun especimen de pez luna en España o LatinoAmerica y se dice que es muy dificil criarlos artificialemte, pero en Japón, en algunos acuarios, lo crian y tiene mucha fama con su figura muy graciosa,con su movimiento muy lento.

Pen Luna junto a un buzo
Pen Luna junto a un buzo

La imagen de un pez luna junto a un submarinista nos da una idea de sus descomunales proporciones. El pez luna tiene un comportamiento absolutamente pacífico y apenas reacciona a lo que le rodea, tal vez porque su cerebro es tan pequeño como una nuez y no supera los 4 gramos de peso.

Tan escasa materia gris explica su falta de reacción a los ataques o que muera de las formas más insospechadas.

Pez Luna
Pez Luna

Debido a esta falta de cerebro, los enormes peces luna son como grandes asteroides flotando en el océano, pedazos de materia inerte a la deriva. La piel de un pez luna esta cubierta de cráteres, como el de algunos cuerpos celestes.

Curiosamente, los ingleses se refieren a este animal como “pez sol” (sunfish) por sus deslumbrantes apariciones en la superficie. Sin embargo, más que fulgurantes astros, los peces luna son como rocas sin destino. El submarinista que nada junto a ellos en el video es como un cosmonauta flotando en el espacio.

Según el National Geographic, desde que nace, el pez luna puede llegar a aumentar hasta 60 millones de veces su peso, lo que en un ser humano equivaldría a alcanzar el peso de seis Titanics.

Cuando les vemos fuera del agua, nos sobreviene la misma sensación que tenemos frente a un barco hundido. Se diría que es un pez fabricado en hormigón, un gigante pesado y extraño.

Pez Luna Capturado
Pez Luna Capturado

manbou2

Su nombre científico, “mola mola”, parece puesto por un niño en un arrebato de entusiasmo. Por lo visto, procede del latín mola (muela o piedra de molino), y alude a su tamaño y forma.

Mola Mola
Mola Mola

De cuando en cuando, algún pescador de alguna remota aldea saca uno de estos ejemplares de pez luna a la superficie, y se piensa que ha pescado una bestia bíblica, uno de esos peces le hablará y le hará inmensamente rico.

Mola Mola atrapado
Mola Mola atrapado
Pez Luna junto a una niña
Pez Luna junto a una niña

A principios de siglo, los encargados del Australian Museum incorporaron a su colección un pez luna de tal tamaño que tuvieron que introducirlo en el edificio a través de una ventana mediante poleas. El tamaño de algunos ejemplares es tan descomunal, que llegan a ocupar una plaza de aparcamiento.

pezlunaenestacionamientoEn algunos mares del mundo, la presencia de estos colosos es especialmente temida por los dueños de embarcaciones pequeñas. Los peces luna gustan de remolonear en la superficie, por lo que pueden suponer un auténtico peligro. El choque de pequeños yates contra estas moles de carne suele tener un resultado fatal.

La carne de los peces luna contiene neurotoxinas similares a las de otros peces venenosos de su orden (tetraodontiformes). Sin embargo, hay un hecho indiscutible: si tiene aletas y aspecto de pez, no faltará el japonés que se lo coma.

Via fogonazos y gamefilia